Página de inicio PROFESORES PROGRAMACIÓN 07-08 MATERIALES LECTURAS OBLIGATORIAS ACTIVIDADES EXTRAESCOLARES ENLACES DE INTERÉS
MATERIALES:



Temas:
3º E.S.O.
    Concepto de poesía
    La metáfora según Pablo Neruda
4º E.S.O.
    Figuras literarias
    Métrica
    Oraciones subordinadas
Literatura universal
    Casa de muñecas de Ibsen
    Pedro Páramo de Juan Rulfo


Pedro Páramo de Juan Rulfo

Pedro Páramo

EL AUTOR Y SUS CARACTERÍSTICAS LITERARIAS

Juan Rulfo (1918-1986) nació en un pueblo de la provincia mexicana de Jalisco, llamado Apulco, un lugar de tierras áridas, tristes y abandonadas. Pertenecía a una familia acomodada que se arruinó durante la Revolución de 1910. Estudió Derecho y Humanidades en la Universidad de México. Ha sido funcionario de la Oficina de Migraciones y del Instituto Nacional Indigenista; ello le dio la oportunidad de conocer las tierras interiores de México y de contactar con la comunidades indígenas marginadas socialmente. La Revolución de 1910 y el conocimiento de los indígenas influyeron notablemente en la personalidad del escritor, y determinaron muchas de las ideas y conceptos que manejaría posteriormente en su tarea narrativa.
Rulfo abre nuevos caminos para la literatura mexicana en particular e hispanoamericana en general. Su obra presenta una original adaptación de las técnicas narrativas modernas utilizadas por autores europeos y norteamericanos. Entre las características literarias que presenta su obra podemos citar las siguientes:

- Contacto entre lector y personaje: el narrador pasa a un segundo plano y los personajes (muchos sin nombre) se abren al lector, se introducen en él por medio de diálogos y monólogos sin tiempo, ni persona, ni espacio determinados, haciéndole partícipe de la obra como si fuera un cómodo co-autor de la misma.

- Inserción de elementos fantásticos: la descripción del relato pasa de ser realista y objetiva a ser fantasmagórica, con abundantes rememoraciones y alusiones, así cse crea un ambiente onírico e irreal.

- Quiebra del orden cronológico de la narración: en las obras de Rulfo nada es presente, pasado o futuro, sino que "es" todo a la vez; se crea un tiempo irreal propio de la obra.

- Creación de una geografía ficticia: Comala es una zona geográfica engañosa e irreal. La alusión a la naturaleza se realiza mediante adjetivos y colores neutros y apagados, tendientes a lo oscuro y lo difuso.

- Ausencia de explicaciones acerca de los mecanismos internos de la realidad objetiva; esto da como resultado una objetividad extraña y aparente, no se explica, ni se dogmatiza ni se subraya la realidad.

- Modificación de la sintaxis tradicional con repetición monótona de palabras e ideas para crear una atmósfera agobiante y aislada, y con abundancia de comienzo de oraciones con relacionantes o frases coloquiales que dan la impresión de prolongar una anterior conversación.

- Captación de hechos anecdóticos desde diversos puntos de vista, produciendo así la relativización de la anécdota.

- Falta de dinamismo en la prosa.

- Tono lacónico, sobriedad expresiva.



ESBOZO TEMÁTICO

Pedro Páramo presenta tres aspectos temáticos: el caudillismo, la muerte y la violencia; siendo más importantes los dos primeros porque la violencia es una consecuencia de ellos. Esta novela plantea el tema del retorno del caudillismo después de la Revolución de 1910. Pedro Páramo es el modelo de cacique provinciano, el patrón que todo lo compra y todo lo posee, y contra el que nadie puede rebelarse; él es quien podía hacer de Comala un lugar fértil y, sin embargo, deja que se convierta en un valle estéril, en el infierno, como su propio nombre señala. Pero Rulfo, pese a todo, acepta la realidad social del caudillismo porque comprende que los pueblos requieren en cierto modo la presencia de un "padre" (el padre que busca Juan Preciado).

La muerte es como el envoltorio de la obra, la muerte domina en Comala, sus habitantes están muertos y sus tierras también. La revolución y el caciquismo han matado al pueblo. Sin embargo los personajes sólo han muerto relativamente, ha muerto su lado malo, lo que son, pero vive lo que ellos querían haber sido. Juan Preciado se une a los habitantes de Comala y muere, pero su muerte es diferente, él no está penando por lo que ha hecho, sino que está observando los lamentos de los otros muertos.

La violencia es la consecuencia más inmediata de la revolución y del caciquismo; no son violentas las muertes de Pedro Páramo y Eduviges entre otras; el caudillo es la violencia en persona. Vemos, pues, que en esta novela la violencia domina los actos de muchos personajes; son especialmente violentas las acciones de los más poderosos (Pedro Páramo y su hijo Miguel) y de los más desesperados (Abundio).

Otros motivos importantes son la crítica a la religión, personificada en la figura del padre Rentería (una religión impura, mezclada con elementos supersticiosos); el pecado, presente en la conciencia de todos los personajes de Comala; la frustración de todos ellos, no sólo mientras vivían en Comala sino incluso después de muertos; la ilusión nunca conquistada; la dualidad vida-muerte, etc.

ESBOZO ARGUMENTAL

Esta novela de Juan Rulfo es la historia de una búsqueda del paraíso que termina en el infierno de Comala. El narrador, Juan Preciado, va al pueblo natal de su madre cumpliendo la promesa que le hiciera en su lecho de muerte, espera encontrar un lugar verde y próspero, tal como ella lo recordaba, pero encuentra sólo la desesperación. Preciado es guiado hasta el pueblo por Abundio, que le presenta un lugar donde todos están muertos y donde la vida es sólo un recuerdo. Se da cuenta de que Pedro Páramo no es sólo su padre, sino el padre de todos los habitantes de Comala. Poco a poco Preciado va descubriendo que los personajes son fantasmas, que Abundio ha muerto y Eduviges se ha suicidado. Ahogado por el ambiente, Juan Preciado muere integrándose así en la vida del pueblo. Al morir comparte su tumba con Dorotea que se convierte en intérprete de las voces y ruidos que él oye. Desde la sepultura, ella y Preciado reviven los años finales de la vida de Pedro Páramo, ven cómo el caudillo del pueblo logra casarse con Susana San Juan, pero el matrimonio fracasa por la negativa de ella a entregarse a su esposo, ya que se sentía atada a su primer marido. Cuando ella muere desaparece la única ilusión que mantenía a Pedro Páramo con vida, y así es uno de sus hijos, Abundio, quien lo mata al negarle dinero para enterrar a su mujer; ese capítulo resulta borroso y el lector presiente el crimen, pero no lo ve.

ESTRUCTURA

La novela presenta una gran complejidad estructural. No está dividida en capítulos sino en setenta breves secuencias en las que se van entrelazando las diversas historias, la de Juan Preciado y la de Pedro Páramo.

Aunque no hay ninguna señal tipográfica que lo indique, la obra podría dividirse en dos partes:Primera parte: secuencias 1 a 36. Desarrolla, sobre todo, la historia de Juan Preciado, aunque se insertan historias secundarias sin orden cronológico; en esta parte conocemos episodios del pasado de Comala.Segunda parte: secuencias 37 a 70. La historia de Juan preciado pasa a un segundo plano; oímos las voces de los muertos que reconstruyen entre todos, ante los ojos del lector, la historia de Pedro Páramo y Comala.

NÚCLEO 1PRESENTEHistoria de Juan Preciado:
Diálogo entre Juan Preciado y Dorotea en la sepultura.Recuerdo de su madre:
Interpolación de los recuerdos de Dolores Preciado.

Búsqueda del padre:
Llegada a Comala, encuentro con antiguos habitantes, muerte de Juan y sepultura junto a Dorotea.NÚCLEO 2PASADOHistoria de Pedro Páramo:
Amor por Susana San Juan y ascenso como cacique del pueblo.Dimensión interna:Episodios de su niñez, amor por Susana San Juan.

Dimensión externa:
Ascenso como cacique y fatalidad que le rodea.



PERSONAJES Y SÍMBOLOS

Los personajes que aparecen en Pedro Páramo tienen cada uno un valor simbólico propio; de ellos los más importantes son. Pedro Páramo, Juan Preciado, Dolores Preciado, el padre Rentería, Abundio, Susana San Juan, Dorotea, Eduviges Dyada, Damiana Cisneros, Miguel Páramo y Fulgor Sedano. Hay también otros personajes que podemos considerar secundarios, se trata de Bartolomé San Juan, Justina, Lucas Páramos, los hermanos que comparten el lecho de la cas hundida, los revolucionarios y algunos otros. Debe quedar claro, antes de ver cada uno de ellos, que todos son fantasmas.



Pedro Páramo:

Es el símbolo del caudillo rural, el personaje brutal y dominante, el dueño de todo. Es "un rencor vivo" dice Abundio; "fue creciendo como la mala hierba" dice el padre Rentería, y además piensa que tiene mala sangre; para Bartolomé San Juan es la pura maldad.
El poder de Pedro Páramo queda manifiesto cuando dice que el cacique puede conseguir todas las tierras que quiera; y su crueldad, presente en toda la novela, queda patente cuando se dice que mató a todos los asistentes a una boda. Sin embargo hay algo que Pedro Páramo no puede conseguir, el amor y la persona de Susana San Juan. La felicidad del cacique al casarse con esta mujer trae una cierta felicidad al valle, que vuelve a ser estéril ante el fracaso matrimonial y la muerte de ambos. Ya desde su primera aparición Pedro Páramo se nos presenta como un intrépido niño enamorado de Susana. Quizá esta falta de amor sea la que lleve a ser cruel.
Este cacique que roba y mata, pasando así de muchacho pobre a rico hacendado, nunca reconoce que es un injusto opresor, sino que siempre se ve a sí mismo como un joven romántico que sueña con casarse con Susana San Juan.
Otro hecho destacable en la vida de Pedro Páramo es el reconocimiento de su hijo Miguel. ¿Por qué reconoce a un hijo bastardo?, quizás por su buen corazón ya que la madre del muchacho murió en el parto, pero esto es poco probable, me inclino a pensar que lo hizo primero para demostrar que él mismo puede cuidar de su "mala sangre", y, en segundo lugar, para que continuase de forma legítima su cruel linaje.
Con la muerte de Pedro Páramo se pone fin a la narración, y es aquí donde se descubre claramente el valor simbólico de su nombre: Pedro Páramo = Piedra de terreno yermo "Dio un golpe seco contra la tierra y se fue desmoronando como si fuera un montón de piedras."
Así pues, Comala es un lugar estéril, es, como su dueño, un montón de tierras y piedras yermas.

Juan Preciado:

Es quien nos introduce en la novela, a partir de él conocemos el mundo de Comala. Llega a este pueblo en busca de su padre, oye voces misteriosas que proceden de personajes evanescentes, se confunde en el tiempo y el espacio llegando a morir para integrarse en ese mundo de fantasmas. Sin embargo su incorporación a este fantasmal mundo no es total, él sólo es un espectador que acompaña al lector, pero que, al no sufrir de forma directa los problemas del pueblo, no puede compartir totalmente los sentimientos de los personajes. Juan Preciado es uno más de los hijos del cacique, es otra muestra de su poder. Sin desearlo explícitamente este personaje acepta el caudillismo, busca a su padre esperando algo provechosos, y se encuentra con la muerte, como todos aquellos que habían dependido de Pedro Páramo. Es el único personaje que aparece realmente vivo en Comala, su muerte se nos presenta como un recurso literario, como algo necesario para completar esta narración, para demostrar una vez más el poder del caudillo. Pero, al igual que el resto de los personajes, su muerte física no le impide seguir observando y, ayudado por Dorotea, mostrarnos los últimos años de la vida de su padre.

Dolores Preciado:

Es la madre del personaje citado anteriormente. Aparece en la novela de dos formas diferentes: como mujer que exige a su hijo la búsqueda de Pedro Páramo, y como una propietaria de tierras subordinada a los deseos del cacique.
Cuando Dolores Preciado vivía en Comala era una hacendada más o menos rica a la que Pedro Páramo debía dinero, pero comete el error de casarse con él. Consigue al hombre más disputado entre las mujeres del pueblo, sin embargo no se da cuenta de que el matrimonio se realiza por dinero, esto no sólo le hará perder las tierras que poseía, sino también su felicidad. Su boda con el jefe del pueblo es el comienzo de su desdicha, y huye del pueblo para poder salvarse de la destructora presencia de su marido.
Cuando muere su hijo le promete hacer lo que ella hubiera deseado: rebelarse contra el tirano y exigirle sus deberes de esposo y padre. Juan Preciado llega tarde a la puerta de Pedro Páramo, ya había muerto, pero su madre puede descansar tranquila porque uno de los bastardos ha matado al caudillo.
Dolores Preciado había dado a su hijo una imagen muy distinta de lo que en realidad era Comala. Posiblemente trate de olvidar aquello que en su juventud fue malo y por ello no le enseñó su retrato a su hijo, porque de joven fue herida de amor en el corazón y el retrato lo mostraba. La Comala que quiere recordar Dolores es la de las verdes llanuras y la fertilidad, aunque ella sabe que el pueblo está muerto porque le dice a su hijo que allí la oirá mejor y se encontrará más cerca de él. Juan Rulfo recalca con letra cursiva las descripciones inexactas de Comala que hace Dolores a través del recuerdo que de sus palabras tiene su hijo.

El padre Rentería:

Es el cura, un cura con problemas morales que niega la absolución a los que no tienen dinero y perdona a Miguel Páramo, así su confianza en el cielo hace que su grey se descarríe. Se encuentra impotente ante el tirano y, pese a sus conflictos de fe, perdona a los ricos y condena a los pobres por someterse a la voluntad de Pedro Páramo; pero él también se somete y, por tanto, tampoco tiene perdón. Este cura trata de evadir el problema de la injusticia confiando en que Dios, en el cielo, arreglará estos problemas de la tierra.

Abundio:

Es el mulero que conduce a Juan Preciado hasta Comala, es otro de los hijos ilegítimos de Pedro Páramo. Es el que mata al tirano, sin que ello traiga la felicidad al pueblo; lo mata porque no quiere darle dinero para enterrar a su mujer, pero no se conoce la muerte del cacique más que por las reacciones de la criada, ya que el lector no ve claramente si lo mata o no, y es que, aunque lo mate “de verdad”, Pedro Páramo desgraciadamente seguirá influyendo en la vida del pueblo, por eso no tiene sentido diferenciar aquí entre una muerte real y una ficticia.



Susana San Juan:

Es el amor frustrado de Pedro Páramo. Se trata de una mujer que podía haber llevado la felicidad al tirano y, por tanto, a Comala, pero sigue unida a su primer marido, a quien siempre le ha sido fiel. Ella acepta casarse con Pedro Páramo pero no puede desligarse de la protección de su padre ni del recuerdo de su marido, ambos muertos.
La boda de Susana San Juan con el cacique trae un momento de felicidad a Páramo y a Comala, trae lluvias y la fertilidad, pero el fracaso matrimonial se presenta pronto y la tierra vuelve a ser estéril. Es clara, pues, la asociación de Susana con la tierra.
El episodio de la muerte de Susana presenta una contraposición: por un lado la afluencia de gente que acude a acompañar en el dolor a Pedro Páramo, y por otro la llegada de la fiesta al pueblo.

Dorotea:

Es la mujer que comparte su sepultura con Juan Preciado, cuando éste muere es ella la que se convierte en su guía e identifica las voces para él. Es el personaje del libro que ha estado en el cielo mientras soñaba y, por ello, piensa que la creencia y la esperanza en la otra vida carece de sentido.
Se trata de una mujer obsesionada porque no podía tener hijos y quizás esta desdicha suya es la que hace que ella sea la que “conseguía muchachas al difundo Miguelito Páramo”.

Eduviges Dyada y Damiana Cisneros:

Son otros dos personajes fantasmas de esta novela. La primera es la cuenta la vida de Dolores Preciado, al parecer eran muy buenas amigas. Eduviges está, como todos, al servicio de los Páramo. Lo que sorprende de ella es su sexto sentido ya que conoce antes que nadie la muerte de Miguel Páramo. Se trata de una mujer que hizo el bien a todo el mundo, pero, como no se veía recompensada por ello, acabó suicidándose.
Damiana Cisneros fue la criada de Pedro Páramo, en su primera intervención aparece como si estuviera viva, pero pronto vemos que es otro fantasma errante del pueblo. En el episodio de la muerte del tirano son las reacciones de esta mujer las que nos anuncian el desenlace final.

Miguel Páramo y Fulgor Sedano:

Son respectivamente el hijo y el administrador de Pedro Páramo. Miguel es el único hijo reconocido por el cacique, así es quien continúa el linaje, pero su brutalidad y crueldad le llevarán pronto a la muerte. Podemos pensar que su carácter es mucho más dictatorial que el de su padre. Fulgor Sedano es quien se esfuerza por enriquecer la Media Luna, con don Lucas lo había logrado, pero con Pedro Páramo sus esfuerzos son inútiles ya que es más potente la fuerza destructora de su dueño. Su nombre es también muy significativo.

De los otros personajes que aparecen podemos citar a los revolucionarios, son gentes incultas que hacen la revolución porque alguien les mandó hacerla, pero no saben ni qué defienden ni contra quién luchan. Quizás sean un ejemplo real de los revolucionarios que Juan Rulfo conocía; sin embargo hay cierta sátira contra estos “revolucionarios de moda”.
Símbolos:

Este libro está lleno de símbolos, dejando a un lado los personajes, podemos ver elementos simbólicos como el calor, la lluvia y los pájaros. Comala es el infierno, por tanto el calor de este pueblo es insoportable. La forma de actuar de Pedro Páramo convierte a Comala en el infierno; es Páramo quien crea el calor. Este pueblo es un valle de lágrimas en el que están condenados sus habitantes. La lluvia aparece como símbolo de fertilidad, llueve en Comala cuando su caudillo cree encontrar la felicidad en su matrimonio, pero el matrimonio fracasa y el valle se queda estéril. Al igual que en otras novelas hispanoamericanas los pájaros oscuros son el símbolo de un mal presagio, así pasa una bandada e cuervos cuando Abundio dice a Juan Preciado que él también es hijo de Pedro Páramo, y en ese momento comienza su intriga, los pájaros le anuncian la desdicha que encontrará.

RELACIÓN CON OTRAS OBRAS:

Comala, Macondo y Santa María son lugares de ficción inventados por Juan Rulfo (México, 1918), Gabriel García Márquez (Colombia, 1928) y Juan Carlos Onetti (Uruguay, 1909), que tienen un antecedente inmediato en las geografías creadas por William Faulkner. Perdidos en un desierto anónimo, los tres lugares se localizan en algún punto existente en la frontera que separa la realidad de la fantasía. Sin embargo los habitantes de estos lugares son completamente diferentes; cada autor ha creado un mundo imaginario distinto, coherente y reconocible por sus rasgos peculiares.
La geografía imaginaria de Pedro Páramo aparece también en los cuentos de El llano en llamas. Si Luvina, del cuento Luvina en El llano en llamas era un pueblo fantasma, un lugar de castigo parecido al purgatorio, donde todo es difuso e indefinido, Comala es el infierno, un mundo cuya materia son las voces apagadas y los hombres muertos.

CONCLUSIONES:

Pedro Páramo es una peculiar novela en la que el mundo físico se confunde con los sueños, en la que todo está organizado según una estructura más poética que lógica, en la que se abandona la distribución tradicional en capítulos por una sucesión de fragmentos breves y, a veces, inconexos.
Se trata de una novela de breve extensión en la que todo está condensado. En una primera lectura todo se nos presenta aparentemente revuelto, pero si releemos el libro más detenidamente vemos que todos los trozos de “vida” y “muerte” que nos relata Juan Rulfo se integran completamente unos en otros, todos contribuyen al fuerte valor simbólico y poético que presenta la obra.
Novela, pues, en la que Juan Rulfo, usando gran cantidad de símbolos y elementos oníricos, ha reflejado la sociedad rural mexicana y su impotencia ante el caudillismo, que es visto como la destrucción y la muerte. El calor, la muerte, los personajes-fantasma, los presagios, la revolución, lo real y lo ficticio, todo está presente en Pedro Páramo, una de las mejores fábulas de la literatura hispanoamericana.




GUIÓN DE TRABAJO
1.- Presentación de la novela hispanoamericana del siglo XX:
- Realismo y novela indigenista.
- Realismo mágico.

2.- Presentación de Juan Rulfo.

3.- Lectura en clase siguiendo orientaciones e índice de secuencias (Anaya COU)

4.- Conforme se lee se van obteniendo datos de:
- Estilo: características literarias.
-Temas: caudillismo, muerte, violencia, crítica a la religión, frustración.
- Personajes: Pedro Páramo, Juan Preciado, Dolores Preciado, Padre
Rentería, Abundio, Susana San Juan, Dorotea, Eduviges Dyada, Daniana
Cisneros…
- Símbolos: calor, lluvia, pájaros, viento.
- Estructura laberíntica:
- 1ª parte: sec. 1-37: Juan Preciado.
- 2ª parte: sec. 38-70: Pedro Páramo.

5.- Se ordena la historia según orientaciones de Anaya COU.

6.- Se desarrolla en clase lo obtenido en la actividad 4.

7.- Leer El Infierno de J.J. Millás.

8.- Leer Cambio de ruta de Luis Sepúlveda.

9.- Leer Quat.

10.- Ver Los otros de Alejandro Amenábar.
















Pedro Páramo



de

Juan Rulfo

















Literatura hispanoamericana
Félix Pérez Calvo
1984


hacia arriba